Con la llegada del verano, los eventos de carreras de motocicletas todoterreno están en auge. Ya sea un campeonato prestigioso o una carrera de invitación local, los deportes de motocicletas todoterreno están ganando popularidad gradualmente, y muchas personas se han enamorado de este deporte desafiante y emocionante.

Con el verano llegan las carreras de motocicletas todoterreno. Ya sea en un campeonato prestigioso o en una carrera local de invitación, los deportes de motocicletas todoterreno están ganando popularidad de manera gradual, y muchas personas se han enamorado de este deporte desafiante y emocionante.

Para convertirse en un experto en motocicletas todoterreno, es esencial comenzar como piloto juvenil. Aquí, discutiremos dos aspectos a menudo pasados por alto que los pilotos profesionales pueden descuidar pero que requieren especial atención por parte de los pilotos jóvenes: el embrague y los frenos. La siguiente información también es aplicable a principiantes.

Para convertirse en un experto en motocicletas todoterreno, es esencial comenzar como piloto juvenil. Aquí discutiremos dos aspectos a menudo pasados por alto pero que requieren especial atención de los pilotos jóvenes: el embrague y los frenos. La siguiente información también es aplicable para principiantes.

1.Cómo usar el embrague:

Muchos pilotos juveniles utilizan mini motocicletas todoterreno equipadas con embragues automáticos, lo que les permite concentrar su atención limitada en el acelerador y los frenos. Sin embargo, al pasar a motocicletas de nivel de entrada sin embragues automáticos, depender únicamente de la experiencia pasada con embragues automáticos puede resultar desafiante. Por lo tanto, se recomienda aprender a usar un embrague manual desde el principio. Hemos visto a muchos pilotos que tienen dificultades con el embrague y experimentan inestabilidad e incluso pérdida de control al enfrentar obstáculos.

2.Empujar una motocicleta todoterreno:

Si alguien no tiene ningún conocimiento o experiencia previa en el uso del embrague, puede resultar abrumador y potencialmente peligroso lanzarse directamente a conducir con él. La mejor manera de familiarizarse con el embrague es empujando la motocicleta. Este método de aprendizaje no solo es más seguro que conducir, sino que también proporciona una gran comprensión de la sensación y el funcionamiento del embrague.

Con la motocicleta en estado de ralentí y el piloto de pie junto a ella, cambia lentamente a una marcha mientras operas el embrague. Presta atención al sonido del motor, al movimiento de la motocicleta y al punto de engranaje de las placas del embrague.

2-1 Comenzando la práctica:

  • Encuentra una pequeña pendiente. Arranca el motor y haz que el piloto se pare al lado de la motocicleta, agarrando el manillar con su mano. Coloca dos dedos de la mano izquierda en la palanca del embrague. La mano derecha debe descansar de forma natural en el acelerador, pero no apliques ningún gas. Este ejercicio se centrará únicamente en el embrague.
  • Suelta lentamente el embrague para permitir que la motocicleta avance unos centímetros. Si lo deseas, también puedes permitir que la moto “tiemble” con un ligero movimiento hacia adelante antes de apretar inmediatamente el embrague nuevamente. Si todo va bien, la motocicleta debería volver a su posición original.
  • Este ejercicio permite al piloto tener una sensación tangible de la activación del embrague. Al repetir este proceso, el piloto puede aprender completamente cómo operar el embrague sin apagar el motor.

2-2 Subiendo a la motocicleta:

  • Después de practicar repetidamente la operación del embrague, es hora de subirse a la motocicleta. Los movimientos de las manos siguen siendo los mismos. La mano derecha debe permanecer fuera del acelerador y se recomienda mantenerla posicionada cerca del centro del manillar, lejos del acelerador. La mano izquierda operará el embrague con dos dedos.
  • Repite la práctica de operar el embrague. A medida que la motocicleta avanza ligeramente, tira del embrague, detente y repite el proceso.

2-3 Conducción:

  • Antes de comenzar a conducir oficialmente, hay una práctica más que realizar: haz que el piloto se siente en el asiento con la mano derecha fuera del acelerador y la mano izquierda utilizando dos dedos en el embrague.
  • Opera el embrague para mover la motocicleta ligeramente hacia adelante y luego tira inmediatamente del embrague, suéltalo nuevamente y permite que la motocicleta avance. Repite este proceso varias veces. Este ejercicio ayuda al piloto a familiarizarse con la operación del embrague.

Recuerda que estas prácticas son importantes para ganar confianza y control sobre el embrague. A medida que mejoren las habilidades, aumenta gradualmente la complejidad de las maniobras y siempre prioriza la seguridad al conducir.

Una vez que el piloto se vuelve competente en el desacople y acople del embrague, es hora de introducir un poco de control del acelerador.

2-4 Agregando Aceleración:

  • Agregar aceleración requiere utilizar las técnicas de embrague mencionadas anteriormente y realizar ejercicios similares. Mantén las RPM del motor bajas y minimiza las fluctuaciones. Combina el proceso de “dos pasos” mencionado antes, pero esta vez agrega un poco de aceleración. Muchos pilotos pueden experimentar un aumento repentino de velocidad durante esta fase, por lo que puede ser útil ayudar al piloto a controlar el acelerador con la mano derecha.
  • Una vez que el piloto se sienta cómodo operando el embrague y el acelerador por separado, lleva la motocicleta a un área abierta y haz que el piloto conduzca lentamente. Mantén una velocidad baja y concéntrate principalmente en la operación del embrague. Redescubre la sensación del embrague.
  • Aprender a conducir es divertido y aprender a controlar el embrague agrega emoción. ¡Disfruta del proceso!

3.Cómo usar los frenos:

El frenado es una habilidad que muchas personas tienden a pasar por alto. Un frenado eficiente y preciso permite un control efectivo de la dirección y velocidad de la motocicleta. Aquí discutiremos técnicas de frenado. Encuentra un área adecuada donde sea fácil controlar la motocicleta, especialmente para pilotos jóvenes. Una vez dominado el aspecto del embrague, puedes comenzar a practicar el frenado.

4.Principios:

  • Frena lentamente. A menos que estés realizando derrapes de neumáticos por diversión, evita frenar bruscamente y de manera repentina. Esto puede parecer simple, pero muchos pilotos cometen errores o incluso pilotos profesionales a veces se accidentan debido a una técnica de frenado deficiente. El uso adecuado de los frenos puede prevenir accidentes.
  • El freno delantero puede reducir la velocidad y el freno trasero también puede reducirla, pero su función principal es controlar la dirección mientras desacelera.
  • Presta atención a las condiciones de la superficie y evalúa con precisión la tracción disponible. Elige la fuerza de frenado adecuada según las condiciones de la carretera. Esto es crucial para evitar accidentes.
  • Ajusta la posición de tu cuerpo para mantener el equilibrio con la motocicleta. Cuando quieras frenar, la inercia puede hacer que tu cuerpo se incline hacia adelante. En esos casos, debes ajustar la posición de tu cuerpo antes de frenar moviéndolo ligeramente hacia atrás.
  • Al principio, puedes usar algunos dedos para frenar siempre y cuando te sientas cómodo. Una vez que ganes confianza en el uso de los frenos y entiendas las técnicas básicas de frenado, comienza a aprender a usar dos dedos para operar la palanca de freno. En resumen, para principiantes, no te centres en cuántos dedos usas para frenar.

Primero, concéntrate en una operación suave y luego considera la cantidad de dedos.

Mantén estos principios en mente y trata de seguirlos cada vez que operes los frenos. Descubrirás que frenar también puede ser placentero. Comienza practicando para dominar paradas precisas. Luego, discutiremos cómo usar el freno trasero para controlar la dirección.

5.Paradas precisas:

  • Marca una línea simple en el suelo como referencia para estacionar. Acércate lentamente a la línea de estacionamiento en primera o segunda marcha, y luego aplica simultáneamente los frenos delantero y trasero para detener la motocicleta por completo. Recuerda detenerte por completo antes de colocar el pie en el suelo como apoyo. Como se mencionó anteriormente, incluso a velocidades bajas, ajusta tu posición corporal con anticipación. Aplica gradualmente los frenos, comenzando con una presión ligera y aumentando gradualmente. Si no te detienes perfectamente la primera vez, inténtalo de nuevo. Con práctica, podrás detenerte de manera hermosa.
  • Repite este proceso varias veces para desarrollar un nivel de habilidad casi reflejo. Presta atención a la fuerza de frenado y evita bloquear la rueda trasera. Controla la presión hasta que la motocicleta se detenga de manera precisa en la línea de estacionamiento.

6.El derrape con el freno trasero es una habilidad crucial para el control del vehículo.

  • Similar al ejercicio de frenado anterior, comienza marcando una línea en el suelo. Sin embargo, esta línea no es para estacionar, ¡sino para “borrarla” con los frenos!
  • Colócate en primera o segunda marcha y acércate a la línea. Cuando la rueda trasera esté a punto de cruzar la línea, aplica el freno trasero y modula la presión. Justo antes de cruzar la línea, bloquea brevemente el freno trasero, asegurándote de que la huella de frenado cubra solo unos 30-40 centímetros, “borrando” perfectamente la línea.
  • Repite este proceso varias veces para desarrollar un nivel de habilidad casi reflejo. Asegúrate de comenzar a frenar antes de que la rueda trasera cruce la línea y detente después de “borrar” la línea.
  • Este ejercicio permite al piloto aprender a controlar la motocicleta cuando la rueda trasera se bloquea o desliza. Ayuda al piloto a comprender los límites de tracción al operar los frenos y lograr un control consistente durante los paseos.

Practicar el derrape con el freno trasero permite a los pilotos tener un mejor control sobre la motocicleta, especialmente en situaciones en las que la rueda trasera pierde tracción. Ayuda a los pilotos a comprender sus límites de frenado y mejora la maniobrabilidad general del vehículo.